SE DUPLICÓ LA AYUDA A COMEDORES Amplio consenso para iniciar la lucha contra el hambre

El gobierno de Federico Achával presentó un consejo municipal integrado por funcionarios, cámaras empresarias, sindicatos y organizaciones sociales y de culto. Definirán medidas.

El gobierno municipal presentó ayer formalmente el Consejo Municipal Argentina y Pilar contra el Hambre, cuya creación había sido la primera medida del intendente Federico Achával después de asumir.
El órgano refleja un amplio consenso. Está integrado por representantes del conglomerado industrial y comercial de Pilar, de la cultura, organizaciones sociales, de culto y sindicatos, además de funcionarios de las áreas de Desarrollo Social, Salud, Educación y Economía Social del Municipio.
La primera reunión de la mesa se realizó ayer poco antes del mediodía en la sociedad de fomento del barrio La Lomita. La presidió el propio Achával.
“Este acto representa la piedra angular de nuestra gestión, un punto de partida fundamental de lo que será un gobierno que, como plantea Alberto (Fernández), empezará por los últimos para llegar a todos”, declaró el intendente.
El Consejo tendrá la misión de hacer llegar al territorio los planes alimentarios que bajen desde la Nación y la Provincia, además de prestar colaboración con los que desarrolle el Municipio.
La jugada tiene dos aspectos. En lo político, abre el juego a nuevos actores, algunos de los cuales no tenían contacto con el espacio gobernante. En lo práctico, busca llegada más directa al territorio a través de las organizaciones de base, afincadas en los barrios. Muchas de ellas tienen sus propios comedores y merenderos.
Por otro lado, asigna un rol de asistencia al sector privado. Aunque Achával subraya que la principal responsabilidad en “curar la herida del hambre es del Estado”, entiende que las empresas, comercios y sindicatos que lo deseen pueden hacer aportes valiosos.
“Si por ejemplo una empresa de nuestro conglomerado industrial quiere donar pan o leche y otro sector de la mesa, como puede ser un sindicato, quiere organizar la logística, nosotros desde el Municipio podemos sumar el conocimiento de los barrios y de las necesidades más urgentes”, dijo.
Y agregó: “Nuestro rol será poner a disposición todo el conocimiento que tenemos como Estado para garantizar que la respuesta llegue y sea universal, brindando la información y el análisis de población sobre dónde están los principales focos a atender”.

Herida
La lucha contra el hambre está subrayada en rojo en la agenda de Achával desde la campaña que lo llevó a la intendencia. Siempre dijo que ese combate sería su prioridad cuando se hiciera cargo de un distrito que, sabía, encontraría atravesado por una realidad apremiante.
“Como lo dijimos el mismo día que asumimos, tenemos un deber moral en la lucha contra el hambre. Sanar la herida en la que cayó nuestra sociedad es una tarea de todos y una prioridad impostergable”, remarcó.
El intendente explicó que “esta es una mesa que se abrió para todos aquellos que quieran ponerle fin a esta catástrofe social. Es una mesa que se va a poner a trabajar para poder hacer llegar a Pilar cada programa e iniciativa que el Estado nacional y provincial impulse para terminar con este flagelo”.
“Al igual que en el país, en Pilar también la lucha contra el hambre será una política de estado. Porque en un país que es uno de los mayores productores de alimentos del mundo, no puede ser que tengamos a un 40,8% de la población viviendo en la línea de la pobreza, cifra que trepa al 42% en el Conurbano; y a un 8,9% de personas viviendo en la indigencia”, lanzó. 
Le dio, además, dimensión humada al drama del hambre: “No vamos a ser indiferentes a un chico que se va a dormir con dolor de panza producto del hambre. No vamos a ser indiferentes a la desesperación que sienten hoy esas madres o esos padres a los que no les alcanza la plata para llevar un plato de comida a la mesa de sus hijos. No vamos a permitir que un niño, una niña o un joven tenga que sufrir el hambre, condenando su futuro, siendo que un chico que no se alimenta difícilmente pueda estudiar o aprender”.
“Vamos a trabajar para terminar con este flagelo. Desde hoy queremos empezar a construir el Pilar de la igualdad y de la justicia social. Y estamos convencidos de que hacerlo tiene que ser un compromiso de todos”, dijo.

El doble
La primera medida la tomó el propio gobierno. Desde el lunes de esta semana, la Secretaría de Desarrollo Humanos, a cargo de Paula González, duplicó la asistencia a los comedores y merenderos que reciben acompañamiento del Municipio. 
Ayer, Achával anticipó que se estudia una medida similar para asistir a las familias que reciben los bolsones de alimentos como forma de apuntalar la mesa.
Sin embargo, la limitante económica y administrativa preocupa al gobierno. Tras recibir un Municipio “desarticulado” según la descripción del intendente y con muchos programas sin partidas presupuestarias asignadas, el desafío es más grande.
Por eso, no se descarta que la semana que viene, el gobierno busque obtener alguna herramienta legislativa que, al estilo de las que impulsan Alberto Fernández en la Nación y Axel Kicillof en la Provincia, le permitan atravesar el temporal. 

21 Personas integran la mesa del Concejo Municipal Argentina y Pilar contra el Hambre, presentado ayer. 
Son representantes de la industria, organizaciones sociales, de culto y sindicatos, y funcionarios de las áreas de Desarrollo Social, Salud, Educación y Economía Social del Municipio.
Además del intendente Federico Achával, que lo preside, son: Lourdes Filgueira, jefa del bloque de concejales del Frente de Todos; Paula González, Secretaria de Desarrollo Social; Soledad Peralta, Secretaria General; Damián Espíndola, Subsecretario de Educación; Valeria Domínguez, Subsecretaria de Economía Social; Claudia Pombo, concejal del Frente de Todos; Edith Domínguez, presidenta de SCIPA; Sergio González, del Sindicato de Químicos; Cecilia Aguilar del Sindicato de Gastronómicos de Pilar, subsede de la seccional San Martín; Roxana Pombo; Ana Almada, de Serpaj; el periodista Diego Brancatelli; Julio García, representante de Cáritas; José Coronel, del MUP (Movimiento Unidad Popular); Liliana Ruiz, de Corriente Clasista Combativa; Marcela Helber, del Movimiento Evita Pilar; Silvana Arias, de la Confederación de Trabajadores Populares; Lourdes Warachi, de Somos Barrios de Pie; Samuel Ayala, pastor de la iglesia Casa de Fe de Derqui; Facundo Garobi, presidente del Consejo Pastoral de Pilar y José Ruiz Díaz, de MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos).

“Hay que trabajar para que los chicos puedan volver a comer en sus casas, lo que sus padres decidan y no esos guisos a los que se les agrega mucha agua para que rindan más”.  LILIANA RUIZ, CCC

“Desde Educación acompañaremos a nuestras chicas y chicos a través del programa escuelas
en verano sumando cupos. La lucha es entre todos”. DAMIÁN ESPÍNDOLA, SUBSECRETARIO DE EDUCACIÓN 

“Me alegra saber que somos muchos los que no somos indiferentes al hambre, que no vamos a mirar para otro lado ante la angustia de tantas familias que hoy no pueden llevar un plato de comida a su mesa”. LOURDES FILGUEIRA, CONCEJAL

“Estoy convencida de que trabajando articuladamente con el gobierno, iglesias, movimientos populares, gremios y empresarios batallaremos con esta problemática tan dolorosa”. VALERIA DOMÍNGUEZ, SUBSECRETARIA DE ECONOMÍA SOCIAL
 

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "SE DUPLICÓ LA AYUDA A COMEDORES Amplio consenso para iniciar la lucha contra el hambre"

Deje un comentario