“Sandra no estaba embarazada, todo fue una gran mentira”

El fiscal que se encargó del caso de la desaparición de la mujer en La Plata aseguró que la señora inventó que fue secuestrada por una médica que le sacó a su bebé, versión que ya fue desmentida.

“Una vez que la encontramos, nos dio explicaciones inverosímiles. Dijo que una médica la secuestró, la subió a su auto y desde ese vehículo llamó a su marido para pedirle ayuda. Luego, dijo que esa mujer la dejó en la estación Constitución y ella le pidió ayuda a un hombre que trabajaba como limpieza. Agregó que, gracias a él, pudo comunicarse con su hermana y luego fue a la casa de ésta familiar”, expresó.

Sin embargo, relató que cuando le mostraron diferentes pruebas recolectadas durante la investigación, varios elementos contradijeron su relato la mujer comenzó a contradecirse. “Le preguntamos sobre su embarazo y dijo que se lo sacaron. Repreguntamos y dijo que tuvo pérdidas. El discurso era incoherente, suspendí la conversación y dispuse un estudio psquiátrico”.

Romero aseguró que “todo fue una falsedad, ni siquiera está embarazada. Está ubicada en tiempo y espacio, o sea que psiquiátricamente está estable, puede declarar cuando yo lo decida y el embarazo es falso”.

En cuanto a los resultados de los estudios médicos, demostraron que la mujer nunca estuvo embarazada. “Todo fue una gran mentira”, sentenció el hombre. En tanto, la señora y su esposo continúan en libertad. 

“Los dos están en libertad y la señora lejos de ser secuestrada estuvo en Buenos Aires en la casa de familiares”, resaltó y comentó que “lamentablemente hubo un gasto inmenso del Estado para la búsqueda de una persona que nunca estuvo desaparecida sino en la casa de su familiares”.

En la mañana de este viernes de Sepúlveda, Mauricio Martínez, denunció ante los medios y la justicia la desaparición de la mujer y dijo que estaba embarazada de 8 meses y medio, pero finalmente fue encontrada por la tarde en la casa de un familiar en el barrio porteño de La Paternal.

Martínez dijo incluso que creía que había sido secuestrada para robarle a su bebé, hipótesis que fue perdiendo fuerza con el correr de las horas, cuando los investigadores no hallaron ningún testigo que hubiera visto a la mujer dentro del hospital.

Una fuente policial dijo que “al analizar los informes de apertura de la antena del teléfono de la buscada se pudo establecer que ayer a la mañana el aparato había impactado en un antena de la ciudad de Buenos Aires, y no tuvo más movimientos desde media mañana, por lo que se saturó la zona y se ubicó el domicilio desde donde provino la señal”.

Sepúlveda, de 40 años, fue encontrada en una casa de Añasco al 2500, donde personal de seguridad ingresó y la esperó hasta las 17:30 cuando regresó junto a la dueña de la vivienda.

Martínez posee antecedentes penales ya que fue denunciado por una ex pareja por el abuso sexual de la hija de ésta, entre 2012 y 2015, causa que fue elevada a juicio, informó una fuente judicial. El hombre había contado ayer a los medios que convive con Sepúlveda “desde hace 4 años”, que practica una “religión africanista” y que la mujer tiene una hija de otro matrimonio.

 
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "“Sandra no estaba embarazada, todo fue una gran mentira”"

Deje un comentario