La evolución de la especie en la argentina de hoy.

Hace tiempo, escribí algo sobre la evolución de la especie y hoy, se me ocurrió traer a flote estos conceptos que a mí entender tienen mucho para aportar.

Por Jesús Marcelo Delise

 

Como es ya conocido, Charles Darwin, fue sin lugar a duda el científico naturalista que más contribuyó a la historia de la biología, lo que le otorgó Crédito por entender  la selección natural que fue publicada, el 24 de noviembre de 1859.

 

El origen de las especies, fue el resultado de un exhaustivo y profundo trabajo de observación e investigación donde un científico muy dedicado, consagró los años de estudio y reflexión, con su  labor,  como naturalista en la expedición alrededor del mundo a bordo del Beagle.

El origen de las especies, fue el primer relato convincente y claro acerca de la teoría de la evolución y de la selección natural, donde Darwin, fue capaz de explicar en forma simple, que las especies cambiaban como resultado de una necesidad nueva; que la lucha por la supervivencia elimina las variaciones desfavorables y sobrevivían las más aptas; que el número de individuos de cada especie permanecía más o menos constante; mientras explicó, Por medio de descripciones minuciosas, cómo variaba en todos los aspectos las distintas especies según el entorno.

Está claro que, Charles Darwin, fue sin lugar a duda el científico naturalista que más contribuyó al estudio de las especie, pero  sus observaciones, se  hubiesen detenido si en su punto de partida,  tratase de explicar la evolución de una especie social Argentina que tiene  variantes muy complejas  y muchas veces difíciles de descifrar.

Hay mucha tela para cortar cuando nos detenemos a recordar aquellos años nostálgicos.

Los 60, con ese movimiento hippie que vivía bajo las premisas del amor libre y el pacifismo mientras su música psicodélica, la drogas y revolución sexual más el slogan de “Paz y amor” se transformaba en un ente  contracultural que nació en EE.UU. y se expandió por el mundo.

Los 70 y la furia de la música disco, el impacto por la muerte de grandes artistas como Jimi Hendrix y Elvis Presley el escándalo del Watergate, las largas dictaduras en Latinoamérica, el auge del terrorismo mundial y una revolución tecnológica que cambió el mundo.

Los 80 y las tensiones de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, el terrorismo mundial, la existencia del sida y otras grandes tragedias  que marcaron la década  sin olvidar claro está,  que fue una época de grandes avances y descubrimientos como el primer PC o el internet, donde brillaron artistas como el rey del pop, Michael Jackson, y a nivel regional se puso fin a las dictaduras en varios países de Latinoamérica.

Por su lado, los  90, fueron tiempos  que sin lugar a duda, dejaron  marcas muy difícil de borrar por nuestras tierras, donde el estado pasó a manos privadas y las recetas neoliberales nos dejó fuera de toda posibilidad de crecimientos.

Ya palpitando nuestra década, en el 2015, Mauricio Macri bailaba entre globos de colores y guirnalda, mientras desde María Eugenia Vidal, Marcos peña, Elisa Carrio, Patricia Burrich  Laura Alonso entre tantos otros,  elevaban  sus brazos hacia el cielo en señal de triunfo, yo, por aquel entonces, simplemente me preguntaba, ¿hasta dónde puede fallarnos la memoria y hasta donde la realidad puede ser demacrada?

En el 2015 Daniel Scioli se ubicaba primero con el 36,1% de los votos, mientras que el candidato de Cambiemos obtenía 34,9. Nuestro país por primera vez tendría una segunda vuelta para que Mauricio Macri alcanzara la presidencia de la nación frente a una realidad que dejó sin respuestas a muchos y en especial a quien transcribe estas líneas, ya que en aquel momento, no sabía si estaba en otro canal, si estaba equivocado, o estaba  listo para sentarme  en las primeras filas de una películas más terroríficas que las novelas de STEPHEN KING.

Después del 2001 Nuestras riquezas naturales fueron explotadas en beneficio de arcas extranjeras y nuestro poder adquisitivo cayó tan bajo, que dejó a millones de hombres y mujeres desamparados y por sobre toda las cosas sin esperanzas.

Lo más interesante, es que hay quienes  no entendieron o no quieren entender desde dónde venimos y hacia dónde nos estábamos dirigiéndonos y así fue como,

Con la asignación universal por hijos

Con el procrear

Con conectar igualdad

Con progresar

Con el matrimonio igualitario

Con la identidad de género

Con más de 6 millones de argentinos ingresando al trabajo

Con más de 5 millones de Argentino con cloacas y agua potable

Con 4 millones de jubilados

Con el mínimo vital y móvil más elevado de Latinoamérica

Con el 6.4 del PBI Para la Educación

Con un  sistema de vacunación obligatoria más completo del mundo

Con las más de 2500 escuelas creadas

Con las 9 universidades,

Con los Satélite ARSAT UNO Y DOS que pone a la Argentina a la vanguardia

Con la recuperación de YPF empresa de mayor crecimiento en aquellos años,

Con un proyecto que marcaba un camino, y un gobierno que busca alternativas, proponiendo, debates  y por sobre toda las cosas, no vendí a nuestra patria por un puñado de monedas, No alcanzó, para una sociedad que ha vivido toda su historia a los tumbos, dejando en claro, un sector de ella, solo cuida sus propias baldosas y poco le interesa que pasa a su alrededor.

09-10 Metrobús de Morón entre las estaciones Derqui y La Rioja. Foto: Andrés D’Elia

No puedo negar que Hay una sociedad que disfruta de la bici senda o el metro bus aunque claro está, jamás los use, no puedo negar que  había una sociedad que se sienta  orgullosa de un par de escaleras mecánicas al frente de la estación del Belgrano allí en retiro, y poco le importaba su  funcionalidad y el disparate de su pintoresca imagen adornando las calles llenas de transeúntes que le sonríen al verla inmóvil como una escultura poco poética.

No puedo negar que hay una sociedad que disfruta de la represión, de un chocobar matando en el piso, o una gendarmería disparando por la espalda mientras una ministra pone de bajo de la alfombra  esta realidad obscena.

No puedo negar que hay una sociedad que disfruto de la muerte de un niño de 11 años que bajo la excusa  de portar arma, fue baleado en Tucumán también por la espalda.

Hay una sociedad que reclama más y mar reality show de esos donde grandes excavadoras van a desierto a buscar tesoros escondidos y asientan con la cabeza cuando algún estúpido acusa que la máxima dirigente del peronismo, Cristina Fernández de kercher, tienes su dinero escondido en el Arsat y en consecuencia, orbitando la atmósfera terrestre.

 

Hay una sociedad que avala los aprietes judiciales, las falsas denuncias, las causas armada como la de los cuadernos que no son cuadernos sino fotocopias de fotocopias, pero que aun a si, sirvió para detener a tantos en calidad de presos que solo dejaran de serlo, si acusas a una mujer que arrasó con sus intereses personales.

Como decía Juan Domingo Perón en su Modelo Argentino:

Si el modelo encarna la voluntad de nuestro Pueblo, será auténtico. Si es auténtico, será útil a la Patria. Y si es útil, cumplirá con su propósito histórico.

Aun así, sería faltar a la verdad si hablamos de un solo modelo que se constituye como alternativa, ya que a partir del 2015,  se terminó de hornear en la vereda de enfrente, un modelo que  ofreció a la población cambios radicales, para  conformar a mi entender  un retroceso o más bien, al retorno del pasado, con la esperanza de abrazar esas viejas recetas que tan bien le han hecho a unos pocos y tan mal al resto de la sociedad.

Los proyectos de inclusión, afectaron a intereses, intereses que muchos nunca estuvieron dispuesto a poner en la mesa de reparto equitativo.

La cultura de una sociedad holgazana que desafía a la distribución, no está dispuesta a ceder terrenos adquiridos, posiblemente hasta le parezca ofensivo ver cómo hombres y mujeres que ellos entienden están para servirles, acceden a los mismos beneficios que ellos.

Una pregunta que me surge al día de hoy, ¿Qué quieren los habitantes de esta bendita patria?  Es evidente que hay una sociedad que no votan por una educación pública, ya que durante en todos estos años, El Macrismo no construyó una sola escuela, tampoco les interesa un plan de vivienda, ya que en sus preferencias, parece estar en la idea de empujar hacia los límites de la alcantarilla a los cabezas negras.  Tampoco Urbanizar los asentamientos son  una prioridad para este selecto grupo social que abraso un 32 % del electorado en esta última contienda electoral, más bien, desearían recorrer cada barrio catalogados como villas con topadoras, para dejar grandes claros y a sí respirar aire puro.

Más allá de estas cuestiones, hoy  también tengo ganas de preguntarme, ¿Existen errores de armado, de discursos complejos a la hora de llegar al ciudadano común, o de propuestas carentes de todo sustento tangible? Una cosa es entender que el statu quo  quiera conservar su lugar en la sociedad donde una derecha no reniega su condición, pero me cabe preguntar ¿por qué esa derecha tan urticante, gana en sectores más marginales o pobres a sabiendas de que ellos nunca serán representados, sino más bien, sus partidas presupuestarias seguirán siendo recortadas?

La administración de Mauricio Macri a mi entender, administro mal, endeudando y sobre endeudando por muchos años a unas cuantas generaciones, con promesas que nunca se cumplieron y nunca se cumplirán, como pobreza cero, un déficit fiscal absurdo o una inflación por debajo de los dos dígitos.

Esta administración, que consiguió los favores de las coberturas mediáticas a cambio de transformarse en títere de los monopolios manipuladores,  en un par de días se retirara del poder,  pero no antes de convocar a una fiesta de despedida,  para dejar en claro que el neoliberalismo tiene fuerza en nuestra patria

En el 2015,  Mauricio Macri se constituía en el gran ganador de una jornada netamente democrática y una vez más, un partido de derecha, que nació para defender los negocio y no los intereses de los que menos tienen, logró  ponerse al frente de un modelo que está muy claro, vive en el sentido opuesto a un proyecto colectivo.

Después de cuatro años de estafa electoral,  donde todo estuvo a favor de los grandes capitales o familiares y amigos de turno, después de ver como nuestra clase media se transformaba en pobre y nuestros trabajadores salían a la calle para pedir un poco de dignidad, después de ver cómo se entregaban nuestra independencia al FMI y nuestra soberanía a las grandes potencia, después de ver cómo nos endeudaron por generaciones y todo para que desfiles los camiones de caudales rumbo a los aeropuerto con destino a paraísos fiscales, después de ver como nuestra educación ha sido pisoteada nuestros abuelos olvidados y la niñez sufriendo hambruna hay una parte de la población que el día 7 de este mes, ha decidido decirle gracias por todo,  a un gobierno mezquino y mentiroso.

Macri y su pro hicieron su gran negocio, hay una Especie rara que confundiría hasta al mismísimo Charles Darwin, pero claro está, hay un proceso de evolución donde las especies cambian como resultado de una necesidad nueva. Los más fuertes prevalecen los débiles entran en un proceso de extinción y así la evolución se abre camino.

Dos proyectos,  están al alcance de todos, y hoy,  gran parte de la población ha decidido retomar el camino que dejaron en el 2015 con uno de ellos. Mientras tanto,  otra parte de la sociedad que nació para proteger a los negocios de turno y a la vez,  estar protegido por los grandes monopolio,  sabe que dentro de un par de días perderá el privilegio de tener la sartén por el mango,  y que otro gobierno, resurgió  de las ceniza a pesar de tantas predicciones que daban por sentada su muerte, para hacer de la inclusión, un camino de más equidad y respeto, mientras sigue apostando al pensamiento de que la patria es el otro.

Solo resta saber hasta dónde estamos dispuestos cuando de sostener nuestros ideales se trata.

Aun así, yo en lo personal, seguiré sin entender a esa parte de la ciudadanía de esta patria, y no dudaré en decir que, en Argentina,   hay una especie que ni el mismo Charles Darwin podrá entender.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "La evolución de la especie en la argentina de hoy."

Deje un comentario