EL GOLPE DE CALOR DE MI PERRO “HELIOS”

El sol, fuente de luz y de vida, siempre ha sido venerado por el hombre desde la infancia de la humanidad. Su calor abriga y su luz ilumina, protegiendo a los hombres de los peligros desconocidos de la oscuridad. Los griegos les dieron a sus dioses forma humana y en el caso del sol, su personificación fue Helios.

El golpe de calor es uno de los mayores riesgos que corren nuestras mascotas en verano.  A diferencia de las personas, los perros y gatos no tienen glándulas sudoríparas, por lo que no pueden regular su calor corporal mediante el sudor; lo hacen a través de la respiración y del poco sudor que se elimina por las almohadillas plantares y, en el caso de los gatos, a través del lamido. Si tu mascota tiene el hocico corto (braquignato), hace que sea más propensa a los golpes de calor por dificultarse este intercambio de aire frio. Los pug, bulldog, bóxer, san Bernardo y shith tzu son las razas más afectadas. Aquellos de edad avanzada, los que tienen sobrepeso o sufren de cardiopatías también se encuentran entre los frecuentemente afectados. Les resultará más difícil jadear para liberar su calor corporal, por lo que tendrá por ende un riesgo mayor.

Cómo prevenir el golpe de calor. El golpe de calor en perros puede ser muy intenso y riesgoso. Algunas de las medidas que podrás tomar para disminuir las probabilidades son: mantenerlo dentro de casa en los días más calurosos, nunca dejarlo solo dentro del vehículo, dejarle siempre agua fría y sombra donde refugiarse del calor intenso, evitar que camine en superficies calientes, permitirle que descanse si ha hecho esfuerzo físico y realizarlos cuando la temperatura es más baja.  Cepillarlo a menudo y si es necesario cortarle el pelo, dejarlo que se moje si vas a playas, lagos, ríos o piscinas (siempre bajo supervisión).

Síntomas de golpe de calor en perros: Es importante conocer los síntomas que puede presentar tu mascota al sufrir un golpe de calor. Si los reconoces, podrás acudir prontamente al Veterinario. Si descubres que tu perro está sufriendo un golpe de calor cuando todavía está dentro de los síntomas iniciales, podrás prevenir daños importantes que afecten a sus órganos internos. Dependiendo de la gravedad del cuadro, tu mascota podrá tener diferentes manifestaciones. El factor más importante que debes tener en cuenta es su temperatura, pero existen otros de gran importancia. Los primeros síntomas en perros son: Sed excesiva, salivación profusa, jadeo intenso y ruidoso, encías con un tono pálido, lengua de color rojo brillante, vómitos y ritmo cardíaco acelerado. Ahora, si el golpe de calor es más intenso los síntomas también se agravan, entonces podremos encontrar: dificultad respiratoria grave, debilidad, pérdida de movimientos,  desorientación, mareos, las encías dejan de estar pálidas y adquieren un color rojizo brillante y luego azul o morado, entra en colapso o en coma.

Si percibes  alguno de estos síntomas del golpe de calor, ya sea inicial o más avanzado, llévalo cuanto antes al veterinario. Intentará solucionarlo rápidamente y tu perro tendrá el tratamiento adecuado dependiendo de la gravedad del asunto.

Tratamiento del golpe de calor en perros

Puedes tomar algunas medidas si no puedes llevarlo directamente al veterinario o en el trayecto hacia él. Toma nota de estos consejos y estate siempre preparado para reaccionar lo más rápido posible: Suministrarle abundante agua fresca sin obligarlo, mójalo con agua fría principalmente sus almohadillas digitales, colócalo con aire acondicionado si tienes, no cubrirlo con toallas o mantas, colócale hielo en las ingles, reposo absoluto.

 

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "EL GOLPE DE CALOR DE MI PERRO “HELIOS”"

Deje un comentario