Cuando todo parece haberse dicho, Cambiemos siempre tiene algo para asombrarnos.

 
 
 
 
Por Jesús Marcelo Delise:
 
Ya vivimos los tarifazos, la baja en el salario real, la inflación, la estampida del dólar, el golpe a los jubilados, los carpetazos judiciales, los presos que son culpable pero que hoy parece que no los son, la fuga de capitales, endeudamiento impagables, aniquilación de las pymes, despidos masivos, cierres de fábricas iconos en la economía argentina, aportes truchos y tantas otras maniobras que describirlas, nos llevaría mucho más que una editorial.
 
 
Existió un Cambiemos en Argentina de la mano de Un Mauricio Macri que al día de hoy, confiesa haber sabido que todo se iría a la mierda.
 
Existió una fuerza política que pretendía algo así como un “monopolio de la moralidad” con sus promesas y sus futurologias que vaticinaban un paraíso más exquisitos que el mismísimo Edén, pero claro, en todo paraíso terrenal, hay una serpiente y un árbol del fruto prohibido que para el caso de la argentina, se definiría como los brotes verde que solo existieron para llenar los camiones de caudales y luego embarcarse rumbo a los paraísos fiscales.
 
Lo cierto es que cuando todo el estofado parecía estar sobre la mesa, otra investigación nos logra sorprender gracias a una inmensa estafa sobre la que no han podido dar hasta el momento ninguna explicación.
 
 
Aerolíneas argentina, la empresa de bandera que fue recuperada después de un sistemático desmantelamiento que arrojó saldos catastróficos para su entidad, había tomado aires sanadores que le permitieron no sólo recuperarse, sino que alcanzar los cielos a la par de cualquier línea internacional.
 
Lo cierto es que para cambiemos, todo fue un negocio que quedó entre familiares y amigos y claro, nuestra línea de bandera, no se salvó de la infección que la ubico nuevamente en terapia intensiva.
 
No conforme que acorralarla, quitarle sus rutas para entregársela a capitales privados, vender sus unidades y llevarla a un estado crítico, la administración de cambiemos perdió casi diez millones de dólares a raíz de una operación fraudulenta en la que participaron directivos de la entidad crediticia y miembros de la empresa estatal.
 
A raíz de una auditoría realizada, se conoció una estafa millonaria en la que están involucrados ex funcionarios de la gestión de Mauricio Macri, el Banco Galicia y Aerolíneas Argentinas (AA) que firmaron un el acuerdo comercial donde solo favoreció a la entidad privada por casi diez millones de dólares a costa de los fondos del Estado Nacional.
 
 
Alejandro Bercovich, sacó a la luz en su programa Brotes Verdes que se emite por C5N, irregularidades más que grosera cometida con la complicidad de los funcionarios de ese momento.
 
Bajo la órbita del ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el ex titular de AA, Luis Malvido; y el director comercial, Máximo Amadeo (hijo del diputado nacional de Juntos por el Cambio, Eduardo Amadeo); que aprobaron una transacción espuria.
 
Aclaremos algo, porque para muestra solo hace falta un zapato: aerolíneas Argentinas, firmó un convenio con el Banco Galicia, sin olvidar el detalle de que sus dueños, son los primos hermanos del ex secretario de Comercio de la Nación, Miguel Braun, y parientes lejanos del ex jefe de Gabinete, Marcos Peña.
 
El convenio se firmó el 15 abril de 2019, y en él, se habilitó el canje de millas por “Puntos Quiero” por un monto de hasta dos millones de dólares, para esto, se fijó el valor de la milla en 0.013 dólares.
 
La estrategia entró en vigencia para agosto de ese año, en pleno proceso de elecciones presidenciales, y el día 5 de ese mes, se habilitó el 2×1 para clientes de la entidad crediticia y 3×1 para los empleados, sin embargo, esto no figuraba en el acuerdo inicial y fue aplicado por una adenda y no se encuentra en el sistema de contratos de AA.
 
La parejita quiero, Claudia y Marcos, ¿tendrá algo que ver con toda esta Maniobra?
 
El canje fue un éxito y la parejita quiero se hizo más que famosa, por lo que decidieron flexibilizar el convenio y habilitaron una rebaja en el valor de la milla de un 30%.
 
Entonces, pasó de 0.013 a 0.010 dólares. De este modo, con un dólar volátil previo a las PASO, significó un negocio redondo para el banco y una pérdida millonaria para el Estado.
 
Bajo estas condiciones, se acreditaron 2.397 millones de millas por lo que el banco cobró 1.132 millones y facturó 11.320.000 de dólares.
 
Pero la deuda asumida por Aerolíneas Argentinas, fue de alrededor de 20.937.323 de dólares, lo que implicó una pérdida que es de al menos 9.617.323 de dólares.
 
De algo siempre estaremos de acuerdo con la derecha, en Argentina, las ganancias son para los capitales y las pérdidas para el estado.
 
 
El ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, es uno de los principales involucrados en esta estafa millonaria de Banco Galicia a Aerolíneas Argentinas (AA).
 
Pero hay que reconocer que el mejor equipo de los últimos 50 años, justamente lo que hace lo hacen en equipo y es así como también figuran involucrados el ex titular de AA, Luis Malvido, y el director comercial, Máximo Amadeo.
 
Con esta complicidad que podemos atrevernos a llamarla asociación ilícita sin temor a equivocarnos, el Banco Galicia y Aerolíneas Argentinas firmaron un convenio por el cual la entidad crediticia se vio beneficiada por casi 10 millones de dólares con fondos del Estado Nacional.
 
Como Alejandro Bercovich nos sabe decir en su programa por C5N, el mejor equipo de los últimos 50 años supo armar el camino para que la tierra fértil del estado argentino, sea ideal, para que nazcan los brotes verdes.
 
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Cuando todo parece haberse dicho, Cambiemos siempre tiene algo para asombrarnos."

Deje un comentario