Cadena Nacional para despedirse de una gestión que dejo mas escombros que logros.

Después de tanto criticar la cadena nacional el Presidente Mauricio Macri utilizó esta herramienta para dar un repaso a lo que según él, fueron sus logros y metas pendientes de su gestión, lo cierto que no solo utilizo la cadena nacional, sino que lo hizo a través de un mensaje mal editado, con cambio de audios constantes, e incluso fotogramas mal encajado.
 
 
El presidente Mauricio Macri no dudó en afirmar que el país “está mejor que hace cuatro años” , reconoció que “hubo muchas dificultades que no pudo resolver”, pero se registró “un antes y un después para la República, con una democracia más fuerte y sólida”.
 
Al momento de dirigirse a la libertad de expresión, manifestó sin titubear “Nuestra prensa es más libre, olvidándose de las persecuciones a todo aquellos trabajadores de prensa atacado con furia por tener un pensamiento crítico ante el gobierno, desde el encarcelamientos de los dueños de C5N hasta los constantes intento de callar ese medio, o la casi destrucción de la agencia TELAM.
 
Nos integramos al mundo y estamos más fuertes en la lucha contra el delito y el narcotráfico”, expresó en su única cadena nacional, que no fue en vivo sino grabada con antelación y lo cierto es que a lo largo de su gestión, se vio a las claras que combatió al narcotráfico pero solo el sector del menudeo, abriendo un gran portón a los que manejan con guantes blanco este tipo de operaciones.
 
En una exposición dividida en 6 tramos, desarrollo temas como la seguridad, la educación y la lucha contra el narcotráfico, Macri admitió: “los resultados de nuestras reformas económicas no llegaron a tiempo”. También reconoció que su endeudamiento fue más alto que el legado recibido, pero prácticamente dejó en claro que era mesetario para cubrir responsabilidades de pago.
 
por otro lado, certifico méritos de su gestión, sobre una “justicia más independiente” mucho hay que decir al respecto. Hablo de energía renovable de mayor actividad en vaca muerta.
 
“Entre 2011 y 2015 el país había gastado 40 mil millones de dólares para importar energía (…) hoy producimos más gas que en 2015”, aseguró.
 
Macri también celebró que el tráfico aéreo de Córdoba llegó a 30 conexiones periódicas, que la tarjeta SUBE pasó de ser útil en 12 ciudades a serlo en 39, y que se construyeron 10 metro buses y además, no se olvidó del Arsat afirmando que llevo “internet a los pueblos más chicos” de todo el país. Olvidando que hoy el ARSAT está en manos privada y sus trabajadores olvidados.
 
Mauricio Macri afirmó que se reformó el puerto de la Capital Federal por lo que “exportar un contenedor desde Buenos Aires es más barato que hacerlo desde Santos, Brasil”.
 
“Tenemos que estar orgullosos de transformar una cultura del poder. Ya no hay lugar para liderazgos mesiánicos”, sentenció Macri al referirse al eje de Estado y transparencia.
 
El presidente saliente no se olvidó de mencionar: “En estos años jamás critique a un periodista”, y subrayó que el presupuesto de publicidad oficial bajó un 70%. Algo muy alejado de los pagos millonarios por pautas publicitarias a los medios que blindaron su imagen y a los constantes ataques a los que tuvieron la valentía de denunciarlo.
 
“Dejamos una Justicia que funciona mucho mejor que hace cuatro años. Dejamos 300 jueces designados por concurso y aprobados por el Senado”, señaló.
 
Otros de sus logros, a su entender, fueron la Ley del Arrepentido o la Ley de Flagrancia y el nuevo código procesal penal. Pero claro está, con esta ley los aprietes se hicieron notar y bajo el arrepentimiento se encauza a los acusado para direccionar toda las balas a la ex presidenta Cristina Fernández De Kirchner.
 
“Un párrafo sobre corrupción: después de cuatro años de reformas dejamos un Estado en el que es mucho más difícil robar la plata de los argentinos. Siempre habrá pillos y ladrones (sic), pero el Estado debe retener las huellas para que podamos atraparlos”, expresó el presidente saliente.
 
Macri afirmó que el suyo fue “el gobierno más federal en mucho tiempo” y que “todas las empresas estatales están mejor que hace cuatro años, son más transparentes y necesitan menos financiamiento del Estado”.
 
Otro ente estatal “recuperado” durante su gestión, explicó Macri, fue el INDEC, porque “no imaginan lo difícil que fue tomar decisiones sin contar con información, por eso me aseguré que el mandato siguiente (sic) tuviera información para saber dónde está parado”.
 
A pesar de los traspiés y enfrentamiento que mantuvo durante su gobierno sobre todo con los gremios docentes de todos los niveles de enseñanza, Macri afirmó que “las reformas” a la educación pública fueron “para mejorar su calidad”.
 
También hubo un párrafo para el PAMI, que “pelea mejor sus precios con los laboratorios y mejoró la calidad de vida de 5 millones de jubilados” con beneficios como la receta electrónica.
 
Al llegar al eje económico de su discurso, Macri tuvo que sincerarse sobre algunas cuestiones pero reforzó la idea de que “el próximo gobierno podrá apoyarse” en las medidas tomadas por su equipo.
 
“Miremos cómo se movió el tamaño del estado: ocupaba el 41,5% de la economía y logramos bajar 4 puntos ese gasto. Estamos a un nivel más razonable”, aseguró.
 
También “logramos bajar la presión impositiva 3 puntos. Igual en la Argentina siguen siendo demasiado altos”, convino.
Pero entonces llegó el momento de hablar de la deuda contraída por el Estado argentino durante su gobierno:
“Tuvimos que pedir plata prestada, pero 2 de cada 3 pesos fue para pagar deudas de gobiernos anteriores”, aseguró.
 
“El problema que tenemos con la deuda es que no tenemos crédito para refinanciar”, sentenció el presidente saliente, quien sin embargo aseguró que dejó el dólar a un “precio razonable” por lo que el próximo gobierno “no tendrá que sincerar un dólar a un precio ficticio”.
 
Con vistas a convertirse en oposición a partir de la semana que viene, Macri aseguró que su sucesor, Alberto Fernández, “va a recibir un país con un detalle de información inédita” para iniciar su mandato.
 
Mientras tanto, el presidente saliente deja su cargo sin perspectivas de tener un rol determinado en su partido. “Voy a seguir acompañándolos desde la oposición de manera responsable”, afirmó, y desde Juntos por el Cambio “vamos a seguir con una presencia sólida en el Congreso”.
 
“No tengo ninguna intención de poner trabas a propuestas” del nuevo gobierno, aseguró Macri.
 
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Cadena Nacional para despedirse de una gestión que dejo mas escombros que logros."

Deje un comentario